Cómo sospechar una leucemia – El Diario de Carlos Paz

El diagnóstico es el primer paso de un camino largo que la persona recorrerá con su leucemia. necesitará administrar emociones, el impacto en su entorno, cambios en su rutina, tal vez alteraciones en su cuerpo por los efectos de la medicación y también quizás encuentre obstáculos por parte de su cobertura de salud para acceder a estudios y tratamientos. Pero, para tener el mejor pronóstico posible, el diagnóstico oportuno es crítico; así lo destaca la Asociación ALMA en el marco de la organización del 2° Congreso Internacional Online para Pacientes con Leucemia, un espacio gratuito para acercar información a los pacientes ya su entorno.

“Es mucha la carga que llevan las personas con leucemia. Por eso, organizamos la segunda edición de este congreso, para acercarles información, contribuir a su empoderamiento y así ayudar a ser protagonistas en el manejo de su enfermedad”, sostuvo Fernando Piotrowski, paciente con leucemia mieloide crónica y Director Ejecutivo de ALMA.

La leucemia es un grupo de enfermedades oncohematológicas que se originan en las células primitivas productoras de glóbulos blancos. Se dividen en agudas (que se desarrollan rápidamente) y crónicas (que lo hacen lentamente) y, a su vez, en mieloides y linfoides, según el tipo de glóbulo blanco. Cada uno tiene diferentes abordajes terapéuticos y pronósticos[3].

En líneas generales, los principales síntomas de la leucemia son[4]:

· Fiebre o escalofríos

· Fatiga persistente, debilidad

· Infecciones frecuentes o graves

· Pérdida de peso sin intentarlo

· Ganglios linfáticos inflamados

· Ampliación del hígado o del bazo

· Formación de hematomas con facilidad

· Sangrados nasales recurrentes

· Pequeñas manchas rojas en la piel (petequia)

· Sudoración nocturna

· Dolor o sensibilidad en los huesos

“La dificultad con estos signos y síntomas de leucemia es que algunos son poco específicos, confundibles con otros cuadros y es poco probable que hagan que la persona vaya a la guardia a hacerse estudios. Por eso, estas oportunidades de concientización tienen que contribuir, justamente, a que la comunidad pueda identificar aquello que pueda orientar a la detección y vaya al médico. Luego, allí se confirmará o no el cuadro con un análisis de sangre y estudios específicos, pero es importante no dejar pasar un tiempo valioso para intentar controlar la evolución de estas enfermedades”, sostuvo la Dra. Beatriz Moiraghi, médica de planta del Hospital Ramos Mejía y una de las organizadoras del Congreso.

En leucemias de lenta evolución, como la linfocítica o la mieloide crónica, los síntomas pueden ser tan poco precisos que es habitual que el diagnóstico sea un hallazgo inesperado que sucede cuando la persona se realiza estudios por otras causas, dado que un análisis de sangre rutinario muestra rápidamente la existencia de niveles anormales de glóbulos blancos.

“La leucemia mieloide aguda, en cambio, es considerada una urgencia médica porque requiere que el tratamiento se inicie lo antes posible y no hay tiempo que perder. En esos casos es vital que la persona no confunda una fiebre elevada con un cuadro gripal o con COVID-19. Lo mejor es sacarse la duda acudiendo a una guardia”, remarcó la Dra. Moiraghi.

Las últimas décadas han sido extremadamente prolíficas en términos de avances en innovación para el manejo de todas las leucemias. En casos como la leucemia linfocítica crónica, con esquemas finitos libres de quimioterapia, se logra llevar la enfermedad a niveles indetectables durante periodos de tiempo prolongados y la persona puede llevar una vida normal. Para otras leucemias como la mieloide aguda, se van aprobando esquemas de drogas combinadas -disponibles en nuestro país- que logran reducir el riesgo de mortalidad e incrementar la sobrevida en personas que tienen contraindicada la quimioterapia por su fragilidad o edad avanzada.

Pacientes mas informados

En el congreso para pacientes, referencias de primera línea abordarán temas como avances y nuevos enfoques en el manejo de los distintos tipos de leucemia, el trasplante y sus indicaciones, el valor de las emociones en cáncer, cómo acompañar a un paciente con cáncer, cómo distinguir las fake news en cáncer y los mitos y realidades de la investigación clínica.

“La edición de 2021 fue un éxito absoluto que superó todas nuestras expectativas, lo que refleja la enorme necesidad de información que todavía tienen los pacientes. Participaron más de 5 mil personas de todos los continentes. Para esta edición, ya contamos con la adhesión de múltiples organizaciones de pacientes líderes en nuestra región y, dada la calidad de los expositores confirmados, confiamos en superar lo obtenido el año pasado y continuar posicionando a este evento como un hito anual para la comunidad de pacientes”, refirió el Dr. Diego Montes de Oca, otro de los organizadores del congreso.

“Estamos sumamente entusiasmados. Para hacer posible este congreso nos hemos reunido doctores, sociedades científicas, asociaciones de pacientes y fundaciones, ya que juntos somos más y mejores, concluyeron desde ALMA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.